Fondos de escritorios para móviles: aprende a personalizarlos

Publicado en por Tobas

En Internet se pueden encontrar montones de fondos para móviles, pero no siempre encaja su resolución con la buscada, por lo que habrá que editar la imagen.

¿Cómo conseguir Wallpapers para el móvil?

Cambiar de fondo de pantalla en un móvil no es una tarea tan complicada como puede parecer: todo el mundo es capaz de colocar sus fotografías hechas con la cámara como fondo o incluso colocar alguna de las que trae por defecto el teléfono; lo verdaderamente complicado es conseguir fondos que satisfagan al usuario, y sin que le cobren un céntimo como suelen hacer algunas compañías.

En internet, sabiendo donde buscar, se puede descargar de manera fácil y gratuita imágenes que cuadren con la resolución de un teléfono móvil, eligiendo entre las múltiples categorías que se ofrecen. Cada teléfono responde a una resolución distinta a otros modelos y marcas: por ejemplo hay teléfonos con una resolución de 240x320 pixels, al igual que hay otros con una resolución de 128x160 pixels.

Para conseguir una búsqueda exacta es aconsejable averiguar o conocer la resolución de antemano, para que al subir la imagen al móvil, ésta adopte una óptima visualización.

Encontrar una imageny editar su resolución

Una vez conocida la resolución, el siguiente paso sería buscar simplemente en un buscador como Google o Yahoo la resolución del teléfono seguido de la palabra wallpaper, como por ejemplo 240x400 wallpaper. El buscador seleccionará algunas páginas, foros y blogs donde ofrecen imágenes con dicha resolución. Tan sólo hay que dedicar unos minutos en ojear la web y buscar una imagen que sea satisfactoria, y mudarla al móvil. Se pueden buscar imágenes estáticas (.jpg, .png) o dinámicas en formato .gif, siempre y cuando el formato este soportado por el terminal móvil.

En caso de no encontrar ninguna imagen con la resolución del móvil, se puede intentar adaptar cualquiera desde el teléfono, aunque hay que saber que se puede perder la proporción de la imagen al ensancharla o estirarla, consiguiendo una visualización deformada de la misma. Otra opción sería modificar la imagen con algún editor de imágenes, adaptándola a la resolución necesaria. Modificar imágenes estáticas se puede hacer con un programa simple como Paint, pero para los gif, se debe poseer un poco mas de conocimiento en su edición. Photoshop sería un buen programa para editar gifs.

Móviles 1

Etiquetado en Ciencia y Tecnología

Comentar este post